martes, 31 de agosto de 2010

Somos humanos. Todos.



A nosotros, los humanos, nos gusta hablar en tercera persona.
Para tener esa sensación de que la cosa no va del todo con nosotros y seguir.
Ése es el primer problema.

A nosotros, los humanos, nos gusta, hagamos lo que hagamos, tener la conciencia limpia.
Para no vernos azotados por el consiguiente sentimiento de culpabilidad.
Ése es el segundo problema.

A nosotros, los humanos, nos gusta tenerlo todo controlado.
Pero, la verdad, ¿Qué vamos a controlar si no sabemos controlarnos a nosotros mismos?
Ése es el tercer problema.

A nosotros, los humanos, nos da igual quién tenga problemas mientras nosotros no tengamos.
Con eso sólo conseguimos tener problemas todos.
Ése es el... no sé qué número. Pero es un problema.

No, eso no es. El verdadero problema es la ignorancia. Ignoramos lo que hacemos, las consecuencias. Pero lo hacemos. Y al final de todo, eso es lo que importa.
“Nada ni nadie puede cambiar eso. Todo está perdido”.
Eso es mentira.

Pero todo estará perdido mientras ésos sigan siendo problemas. Mal camino.

1 comentario:

Scissorhands Heartkiller dijo...

Justo hoy escuché una cita que hace tiempo que no se hacía oir: El mayor mal es la ignoriancia.
Muy buen texto, Yondy ^^
Ya sabes que escribes de maravilla y te expresas genial :3